Monitorizar la Reputación on line I

AdministradorMarketing online, Reputación online

¿Buscas una agencia de desarrollo web en Madrid y de diseño web en Madrid?

Manejar la reputación online de una empresa exige grandes dosis de proactividad y poder de anticipación. No es lo mismo construir una marca con una estrategia de branding que manejar el siempre fluctuante clima de opinión alrededor de dicha marca. La mayoría de las veces éste depende de muchos factores y variables.

El primer paso a la hora de proteger nuestra reputación digital es el de establecer ciertos mecanismos automáticos de monitorización. El mercado ofrece numerosas herramientas de software para realizar un seguimiento complejo centrado en la marca y orientado a redes y plataformas sociales. Sin embargo, como siempre nuestro consejo es el siguiente: gatea, camina.. y entonces corre.

Por eso, la primera medida es la de poner en marcha los mecanismos gratuitos de monitorización, que a continuación explicamos brevemente:

    • Google Alerts

Las alertas del buscador se establecen desde el panel de administración correspondiente y están asociadas a una cuenta de Google. Se envían por correo electrónico cuando aparecen contenidos online que coinciden con los temas que se han especificado.

    • Twitter

Algunos clientes de Twitter como Hootsuite o TweetDeck nos permiten monitorizar términos de manera que estos se nos presentarán en una columna en forma de timeline (en tiempo real), lo que nos hace muy fácil su gestión.

    • RSS de términos de búsqueda relacionados

Podemos sindicarnos a los términos de busqueda relacionados con nuestra marca: la propia marca, sus principales productos o incluso las empresas de la propia competencia. Existen multitud de gestores de noticias y fuentes RSS. Las de Google son las más utilizadas.

    • Facebook

Algunas aplicaciones nos permiten seguir la evolución de nuestros seguidores, buscar nuestra marca en los muros de Facebook, conocer nuestra posición o ranking respecto a otras páginas o incluso efectuar una estimación del retorno de la inversión (ROI) de la página. De entre estas opciones, las que más nos interesan son las dos primeras.